El noble arte del Bocadillo


#1

Pon aquí tus manjares predilectos.

Aquí van los míos:
-Pan de semillas, queso tierno blanco, tomate y jamón serrano. Con un poco de aceite de oliva, sal y orégano.
-Bocata de hummus clásico de Hacendado (Mercadona).
-El sándwich simple: el mixto de jamón y queso bien calentito que te zampas en el bar de al lado tras un análisis de sangre.

Hablar de comida me pone de muy buen humor.


#2

Voy yo con una extravagancia. A mi me sabe a gloria un bocadillo de croquetas


#3

Dí que sí. Eso alimenta que da gloria.


#4

Me encantan los bocatas!

Me gustaría hacer una recomendación desde aquí para que probéis de hacer en casa.
Yo hago mi propio pan en casa por las causas que ya conocéis en referencia a la salud de mi mujer. Ahora, después de unos años mejorando la receta, ya estoy enganchado a mi propio pan.
Hacerlo es súper fácil y no necesita fermentación puesto que se utiliza harina de espelta.
Solo necesitáis un bol grande, una varilla para batir, un molde y un horno, además de los ingredientes.
1 encendemos y ponemos el horno a 180 grados.
En el bol ponemos 800 ml de agua, una cuchara sopera de bicarbonato, una de sal ( esto un poco al gusto de cada uno) y un chorro de aceite de oliva.
Lo movemos todo con la varilla. Cuando esté bien mezclado le añadimos un kilo de harina de espelta, una taza de café de copos de avena y lo que le queráis poner al pan… Yo le pongo pasas, nueces troceadas pipas y semillas variadas.
Lo mezclamos todo bien.
En el molde ponemos un papel de horno para que no se pegue la masa. Ponemos la masa y a hornear. Yo lo suelo dejar 45 minutos con el horno en marcha y 20 con el horno apagado, pero eso era con mi horno viejo. El lunes estreno horno y puede que cambie la cantidad de tiempo. Para saber si está hecho hay que meter un palillo de madera largo y ver si al sacarlo quedan restos en el palillo. Si sale limpio es que ya está.


Después de sacarlo del horno y del molde, dejarlo enfriar en algún lugar que la base no toque nada, por ejemplo apoyado en dos cubiertos por los extremos. Esto hace que sea más crujiente al ventilarse homogéneamente.
Lo cortamos en rodajas y si queréis podéis empaquetar y congelar. Con dos panes como la foto hay para 15 días. Puede que penséis que muchos días son esos… Pero la peculiaridad de este pan es lo que llena. No tiene levaduras y no te va a pasar eso de comerte una barra y quedarte casi igual. Eso sí, para darle el toque perfecto, poner en la tostadora 2 minutos la rodaja antes de comerla y ya es la leche.
Aguantará lo que le queráis ponerle y podéis comer todo el que queráis porque es sano y muy rico!
Un abrazo!


#6

Sí. ¡Buena idea!


#7

No tengo tiempo para leeros ahora pero estoy muy contenta.


#8

Pues eso ya es buena noticia!


#9

Bocadillo de calamares con alioli o mayonesa.


#10

El mío también