El verso y la foto


#42

“No es suficiente hablar cosas verdaderas. También es necesario callar muchas que lo son, pues sólo hay que aportar cosas cuyo descubrimiento sea útil y no las que sólo herirían sin fecundar nada; y si la primera regla es , la segunda es <hablar con discrección>”
Pascal


#43

“Ten cuidado con tus sueños: son la sirena de las almas. Ella canta. Nos llama. La seguimos y jamás retornamos.”

(Gustave Flaubert)


#44

“Después de aquellos que ocupan los primeros puestos, no conozco a nadie tan desgraciado como quien los envidia.”

Marquesa de Maintenon.


#45

“Las únicas respuestas interesantes son las que destruyen preguntas”.
Susan Sontang


#46

“Viaja y no lo digas a nadie. Vive una verdadera historia de amor y no lo digas a nadie. Vive Feliz y no lo digas a nadie. La gente arruina las cosas hermosas”.
Khalil Gibran.


#47

“Un deseo siempre me ha enriquecido más que la posesión siempre falsa de mi deseo”
André Gide


#48

“Your body is the piece of the Universe you’ve been given”.
Geneen Roth


#49

bella-swan-fetal-position

“Y sin embargo, me di cuenta de que iba a sobrevivir. Estaba alerta, sentia el sufrimiento, aquel vacío doloroso que irradiaba de mi pecho y enviaba incontrolables flujos de angustia hacía la cabeza y las extremidades. Pero podía soportarlo. Podría vivir con él. No me parecía que el dolor se hubiera debilitado con el transcurso del tiempo, sino que, por el contrario más bien era yo quien me había fortalecido lo suficiente para soportarlo”.
Luna Nueva, de Stephanie Meyer


#50

“Hay algo que impone cuando se oye el nombre de una persona varias veces, pues demuestra que ocupa un gran espacio en la mente de quienes hablan de ella”.
Deerbrook


#51

“Enfréntate siempre a tus miedos. Lleva el dinero justo, nunca demasiado, y también un trozo de cordel. Aunque no sea culpa tuya, es tu responsabilidad. Las brujas se encargan de las cosas. Nunca te quedes entre dos espejos. Nunca sueltes carcajadas histéricas. Haz lo que debas. No mientas nunca, pero no es necesario que seas sincera siempre. Nunca desees. Sobre todo, nunca desees las estrellas, lo cual sería una estupidez desde el punto de vista astronómico. Abre los ojos, y entonces ábrelos otra vez”.
Un Sombrero de Cielo, de Terry Pratchett.


#52

Me encantan las novelas, las ilustraciones y los juegos de Terry pratchett