Un plato para que los pequeños coman verduras


#1

Buenas!
Os cuento cómo solucionar un problema que en su día a mi me surgió con mi hijo.
Mi pequeño tiene manía a todo lo verde… Que comiera verduras era una guerra. Así que tuve que ingeniarmelas para que las comiera y además me pida repetir.


Bien… Si hay un plato que a todos los pequeños suele gustar, esa es la pasta.
Y esta pasta va a tener todo lo que el pequeño necesita para seguir con su día a día de manera saludable.
Los ingredientes son los que hay en la foto ( os he dicho que me encanta la tabla que le he puesto a mi cocina nueva? :rofl: ) Hay que añadir los dientes de ajo, el apio y el orégano, que no tenía en ese momento.
Sobre la pasta, podéis usar la que queráis. Yo le he puesto una de macarrones de lentejas para que así además coma legumbres.
Así pues los ingredientes serían los siguientes:

  • Una cebolla pequeña o mediana grande ( 150gr ).
  • dos zanahorias medianas.
  • dos dientes de ajo.
  • una berenjena.
  • Un calabacín.
  • un trozo de apio.
    (Cómo verán, hay bastantes verduras en este plato).
  • 250/300 gramos de ternera ( suelo comprarla al corte y la pico en casa para que no tenga nervios).
  • aceite de oliva
  • Una pizca de pimienta.
  • Una cucharada pequeña de sal.
  • Una cucharada de orégano.
  • 400gr tomate frito.
  • 150 queso emmental rallado.

Empezamos con la carne. La mezclamos con la sal, la pimienta y el orégano y lo picamos lo más fino que podamos.
En otro recipiente hacemos lo mismo con toda la verdura y la sofreímos. Cuando quede poco para que esté lista la mezclamos con la carne y terminamos de sofreírla.
Mientras tanto vamos cociendo la pasta según las indicaciones del paquete.
Cuando la carne y la verdura estén a punto añadir el tomate y mezclar bien.
Cuando todo esté calentito mezclar con la pasta y poner todo en una fuente para el horno con el queso por encima dejándolo dentro de 5 a 7 minutos.

Os garantizo que salen riquísimos y vuestros peques os repetirán comiendo así la cantidad de verduras que de otras formas no lo harían.
Un abrazo!